MASAJE VIBRACIONAL

¿De qué se trata?: Una experiencia con sonidos y vibración de cuencos tibetanos, cuencos de  cuarzo, diapasones y tambor.

 

    Los instrumentos con los que se trabaja tienen frecuencias de mucha armonía, de gran profundidad y penetración en los cuerpos sutiles y en el cuerpo físico. Permiten que se activen nuestros propios patrones armónicos y que recordemos esa misma información de perfección que encontramos en toda la naturaleza.

    Nuestro cuerpo recibe la vibración y la experiencia individual y maravillosa del cuenco y los diapasones en diferentes centros energéticos, órganos, articulaciones y músculos, produciendo una gran relajación también a nivel emocional.

    La mente entra en un estado alterado de conciencia a partir de la relajación física y el sonido profundo y envolvente. Se experimentan sensaciones de paz y de ausencia de pensamientos. Se produce una integración y equilibrio de la actividad de ambos hemisferios cerebrales. Muchos describen esta experiencia con frases como “no sé dónde estuve”, “me fui pero estaba consciente de los sonidos”, etc.

 

Beneficios:

  • Liberar tensiones en el cuerpo físico y sutil

  • Equilibrar la actividad de los hemisferios cerebrales

  • Lograr estados meditativos y de profunda relajación

Duración:

1 hora aproximadamente.