• Cristina Boullosa

CÓMO JUGAREMOS LOS ÚLTIMOS DÍAS DE LA COLUMNA MÍSTICA Y LA LUNA LLENA


Hemos dejado atrás la armónica central y seguimos adelante en el recorrido de la segunda mitad del Tzolkin. Estamos transitando el mes lunar del servicio que tiene que ver con enfocarnos en reconocer las polaridades para transformarlas e investigar cómo podemos introducir el tercer elemento que equilibre o le de una nueva consistencia a las tensiones que generan las posiciones extremas.

Hoy es Mago 4, el cuarto día de la Onda Encantada del Mono que nos propone re-conectar con la inocencia del niño interno que juega, ese que todos tenemos dentro, que vive y confía en que es capaz de realizar actos mágicos con toda naturalidad. Con esta impronta llegaremos al final de esta columna mística el día 10 de octubre. Recordá que este es un período de entrada de luz directa que recorre toda nuestra esencia y toda la existencia. El Mago nos propone ser conscientes de la atemporalidad, nos invita a explorar y darle una nueva forma al concepto del tiempo y movernos fuera del encantamiento de la Matrix, dando muerte a lo que ya no sintoniza con este nuevo estado.

Mañana jueves, será el pilar del comando de la Onda Encantada con una energía que nos mueve a tomar el poder personal y crear un novedoso liderazgo de nuestra mente, una amplitud de visión que nos ayude a conocernos y conocer mejor nuestro papel en este plano, nuestro poder sanador y desde allí modelar la integridad del Ser en conexión con la Tierra (no como dueño/propietario, sino como parte de ella) y con los demás seres de toda la creación, realizando la magia de cerrar la divergencia.

Esto estará iluminado por la luna llena de Aries en Libra, que nos confronta con la necesidad de libertad, de rebelarse de lo que sentimos que nos oprime o nos resta poder. Al gran espejo de esto lo veremos en los tantos conflictos de separación y fragmentación en lo macro: Brexit, Cataluña, Mapuches, etc. Pero es importante que reconozcas en tu interior estas mismas tensiones, que reconozcas las relaciones que te restan energía o de las cuales necesitás librarte al fin.

Tanto en lo personal como en lo externo nada quedará como antes, habrá que transformar, cambiar la mirada para poder darnos cuenta de que existe un bosque detrás del árbol y que ese árbol es parte de ese bosque. Que la tierra que reclamo es de todos y de nadie, que no somos sus dueños, que las escrituras y títulos son una ilusión tanto como las bravuconadas de recuperación de algo que nadie posee. La tierra es, punto. Y que nosotros estamos en ella por un ratito, de prestado, disfrutado de sus bellezas, resonando en su abundancia... ¿vos no resonás en abundancia? ¿sentís que te faltan cosas, que otros son mas o menos que vos?. Entonces no resonás con la tierra, solo querés dominarla y poseerla. Estás en la fragmentación y el dolor. Observate, tomá conciencia.

Aprovechemos esta época única para analizar las situaciones, nuestros motivos y sentimientos y recrear las proyecciones. Reconozcamos que el enemigo también vive en nuestro interior, observando el manejo desde el costado emotivo. Es importante analizar las “heridas” y, aunque sea doloroso, aceptar el orden que va orientado al bien común a pesar de que los egos particulares a veces no lo acepten. El coraje y la valentía que esgrime un verdadero guerrero de la luz es la de ser quien realmente es, a pesar de las presiones familiares, sociales o culturales.

Observá cómo se desarrollan en vos estos últimos días de la columna central, en tu entorno, y qué te resuena de lo que sucede en el mundo: cuestionate, sé intrépido, buscá el equilibrio, sintonizate, resoná con la manifestación, buscá la evolución en armonía para modelar un nuevo orden de integridad que perdure el proceso de tu libre voluntad. Realizate: sos como una matriz lista para recibir y gestar su nueva vida, solo tenés que conectar con la intención y tomar la decisión: el universo, la naturaleza, la tierra solo esperan esto de nosotros.

Los desafíos serán superar la prueba con la disciplina del trabajo en el aquí y ahora, dentro tuyo, en tu espacio propio, en tu corazón. No te dejes distraer con lo externo, es momento de ahorrar palabras desmedidas, centrarnos y accionar en armónica relación con los semejantes, valorando el aporte de los otros, buscar el bien común. Abrirnos a que los cambios sean posibles. Se perciben. Será preciso recibirlos con flexibilidad y apertura.

¡Nos encontramos en el próximo informe!

Mientras, recordemos que gracias a nuestro trabajo personal es inminente el fortalecimiento de los vínculos y la desaparición de las grandes inseguridades de toda la humanidad.

Observate, transformate, disfrutá y confíá.

¡Generá tu red y usa tu caja de herramientas!

Encontrá más información, realizá tus consultas y coordina un encuentro para trabajar en tu auto-conocimiento por privado en ZENderos al Alma.